//andressenn.com/wp-content/uploads/desamparo.jpg

//andressenn.com/wp-content/uploads/serie.png//andressenn.com/wp-content/uploads/IMG_20150806_194228929.jpg

DESAMPARO

Instalación Multimedia Interactiva // Julio 20015 // Museo Genaro Pérez

Exhibición conjunta de los artistas Diego Arrascaeta y Andrés Senn donde se enlaza la experiencia plástica del primero con la multimedial del segundo. En ese contrapunto tan particular desarrollan instalaciones, o más bien apropiaciones de recintos, humanizando singularmente la tecnología.

Desde este hibridaje se despliega una experiencia sensorial de espacios minados dedesamparo como drástica poesía impotente para nombrar el desamparo constitutivo del hombre. Mediante estrategias con nuevos medios (proyecciones, sensores, audio) se invoca la intemperie, en tres salas del Museo Genaro Pérez, donde la desnudez es el mayor enfrentamiento con esa intemperie que se es y la que se habita, donde ya no hay resguardo ni techo ni suelo ni cobijo posible: tan solo nosotros como un tajo que insulta al vacío balbuceando, como marionetas ineficaces para retener la existencia.

Audio de una de las salas:

Hoja de sala

Desamparo.

Des-amparo, sin amparo, sin protección ni cobijo ni techo.La mayor desnudez, el mayor enfrentamiento con la intemperie que se es, en la intemperie que se habita.Nacemos desamparados. Somos desamparo. El desamparo nace con nosotros y en nosotros. No existe sin nuestra existencia. Carne de desamparo. Sombra de desamparo. Abismo amenazante no como coqueteo con el dolor sino como profundización necesaria del ser. Para poder ser.Nítida soledad, pensamiento como esqueleto sin piel que lo complete.Pregunta convaleciente de imposibilidad, lenguaje corto, lenguaje desintegrado, sistemática genealogía del desamparo como auténtica preñez de la nada. Cómo protegernos de la inevitable inconsistencia? Cómo sortear la crucifixión del sentido esterilizado por la razón? Vomitando la realidad, acto fisiológico de purificación.Vivimos desamparados de certeza, de comprensión. Espacio minado de desamparo donde atravesar este mandato de vivir.Espacio roto. El espacio está roto.Sonido lleno. El sonido está lleno de espacios rotos. Espacio imposible, espacio arrinconado por el espacio.Porque finalmente todo espacio está roto. Es grieta de la realidad. Es tajo del infinito.Y nosotros el tajo que insulta al vacío dando nombres. Somos tan solo el espacio imposible que inaugura lo roto: marionetas ineficaces para retener la existencia. Nacemos del error. Fuimos concebidos en una trampa de ausencias futuras e incomprobables.Acaso la muerte no es la rotura definitiva? No sabemos por quién o porqué cosa está roto el espacio, pero al menos sabemos que sus pedazos esparcidos somos nosotros, como fracturas de lo real sin cicatrizar y tercamente reproductibles.

Diego Arrascaeta y Andrés Senn

 

 

 

Desarrollo y técnica

Se tomaron 3 salas del Museo Genaro Pérez, en una, se instaló un video, en otra, se anuló la entrada con una pared negra, solo se escuchaba un audio. En el centro, a modo de transición entre los espacios, se dispusieron bombitas de luz tenues.

Para la interacción del video, se utilizó un sensor de distancia con placa arduino y una PC que procesaba el video. La bombitas de luz, también fueron programadas en arduino para que cambien de intensidad cada cierto tiempo.

Prensa